Simeone sigue sin dar con la tecla para ganar al Barça