Simeone ha devuelto la ilusión al Atlético