El 'glamour' de Mónaco, centro del fútbol europeo