Con (casi) todo ganado, al Cholo Simeone aún le quedan desafíos en el Atleti