Unos 3.000 aficionados homenajearon al Atlético de Madrid en el Calderón