Raúl García y Xabi Alonso, siete piques en los que saltaron más que chispas