Fernando Torres vuelve a su casa... como rival