Thomas, el nuevo ídolo de la afición rojiblanca