Simeone y Pizzi marcan su carácter a su Atleti y a su Valencia