Simeone consigue mantener el ADN competitivo en el Atlético de Madrid