Real Madrid–Atlético, esto no es solo un partido: ¿Quién manda en la capital?