La buena forma de Oblak, pone en duda la titularidad de Moyá en la portería rojiblanca