Moyá no renuncia al ataque en la vuelta de la Supercopa de España ante el Madrid