Mandzukic tardó 80 segundos en estrenarse como goleador en el Calderón