Un golazo de Adrián mantiene el fortín atlético