Simeone prueba su sólido Atlético en su regreso al Olímpico