Koke vs Modric, duelo de clase y talento