Jackson Martínez trabaja muy duro para volver a ilusionar a la afición rojiblanca