Griezmann se acerca cada día al nivel de Cristiano y Messi