Godín: “Es dificil explicar mi alegría”