Giezmann salvó, una vez más, al Atlético de Madrid ante el Málaga en La Rosaleda