Tensión entre los numerosos ultras que acudieron a despedir a Jimmy al tanatorio