La afición del Atlético se siente señalada: "Yo no he matado a nadie"