Filipe Luis y Gorka, amigos íntimos cuatro años después de la lesión del brasileño