Fernando Torres y Manduzukic apuntan a ser el quebradero de cabeza del Valencia