Los rojiblancos regresan a las semifinales dos años después