Diego: llegar y besar el santo con el Atleti