Courtois no tiene vértigo con el Madrid