El Calderón ha sido escenario de los mejores delanteros del mundo