Los ultras lusos usaron bengalas Stroboskop: pequeñas, resistentes y de extrema potencia