El Cholo no baja la intensidad en el Atlético