El Atlético de Madrid, desde dentro