El Calderón tiene que ser el jugador número 12: "Ni un minuto de silencio"