El Calderón: Dentro de un derbi