Así fue la fiesta en el vestuario del Atlético: abrazos, llamadas y primeras cervezas