El Atlético confía en su fortín ante el Barça