Un Atleti sólido gana también sin Falcao