Al Atlético le toca reinventarse de nuevo