Atlético-Valencia, choque de alto riesgo