El premio del Atlético de Madrid en Liga es el regreso de Gabi, el corazón colchonero