Adrián desembarca en Riazor un año después