La curiosa apuesta de Reguilón con un amigo si marcaba un gol en su debut liguero como sevillista