Los aficionados béticos disfrutaron de la presentación y ¡del chiste de Joaquín!