Algunos aficionados béticos se infiltran en los actos organizados por el Sevilla