Algunos aficionados béticos prefieren perder contra el Barça para perjudicar al Sevilla