La euforia de los aficionados del Barça casi bloquea el autobús culé en Alemania