Los aficionados del Athletic, convencidos de la victoria