La afición y el equipo, sorprendidos por la última ocurrencia de Leo Messi