La afición del Barcelona viaja sin miedo al Bernabéu: "¡Qué sea un Clásico de la paz!"