El administrador de Rojadirecta queda en libertad con la obligación de comparecencias mensuales ante el juez